Educar en virtudes

¡QUE SEAN FELICES!

Nuestro Proyecto Educativo quiere formar a profesionales competentes y personas íntegras que atiende a todas las facetas del ser humano. Por eso, a la formación académica, se une el aprendizaje de las habilidades y competencias que están en la base de la felicidad y la realización personal.

PLAN DE FORMACIÓN PERSONAL

El Plan de Formación de Alumnos y, particularmente, las entrevistas de asesoramiento personal, aprovechan los llamados “períodos sensitivos” para ayudar a los escolares a adquirir los hábitos , valores y competencias.

Además, de manera transversal y durante todo el itinerario escolar, se trabajan cuatro grandes competencias básicas: la cultura del esfuerzo, la implicación social y la defensa de causas justas; la toma de decisiones y la madurez emocional.

 

El ejercicio de las virtudes enriquece la vida intelectual y afectiva, para aprender a poner el corazón en su obrar y en su querer, en sus afectos y sentimientos, en las relaciones con los demás.